Consulta nuestro Aviso de Privacidad

Recomendaciones nutricionales cardio-saludables

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

Las Enfermedades Cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa.

Se calcula que en 2004 murieron por esta causa 17,3 millones de personas, lo cual representa un 30% de todas las muertes registradas en el mundo; 7,3 millones de esas muertes se debieron a la cardiopatía coronaria, y 6,2 millones a los ACV (accidente cerebrovasculares)

Las muertes por Enfermedades Cardiovasculares afectan por igual a ambos sexos, y más del 80% se producen en países de ingresos bajos y medios.

Se calcula que en 2030 morirán cerca de 23,6 millones de personas por ECV, sobre todo por cardiopatías y ACV (accidente cerebrovascular) y se prevé que sigan siendo la principal causa de muerte.

Las ECV (Enfermedades Cardiovasculares) afectan a muchas personas de mediana edad, y a menudo reducen gravemente los ingresos y los ahorros de los pacientes y de sus familias. Los ingresos que dejan de percibirse y los gastos en atención médica afectan el desarrollo socioeconómico de las comunidades y de los países.

Las ECV (Enfermedades Cardiovasculares) suponen una gran carga para las economías de los países. Por ejemplo, se calcula que en el próximo decenio (2006-2015) China perderá US$ 558 000 millones de renta nacional debido a las cardiopatías, los ACV (accidente cerebrovasculares) y la diabetes.

En México la población aproximada de personas con diabetes asciende entre 6.5 y 10 millones de personas según datos de la Federación Mexicana de Diabetes (FMD), desafortunadamente se calcula que de este universo de personas casi dos millones aún no saben que padecen esta enfermedad. Se calcula que el 7% de la población general en México la padece, está presente en 21% de habitantes entre 65 a 74 años. Además, en 13% de la población general se presentan estados de intolerancia a la glucosa y “prediabetes”. El 80% de las amputaciones mayores de miembros inferiores se realiza en pacientes con diabetes. Es directa o indirectamente la tercera causa de muerte.

Dos de cada tres mexicanos tienen sobrepeso u obesidad (prevalencia nacional de obesidad: 24.4%).

90% de las personas que padecen diabetes presentan el tipo 2 de la enfermedad

La diabetes es una de las pocas enfermedades que afectan más a mujeres que a hombres. En promedio los hombres con diabetes mueren a una edad más temprana que las mujeres (67 versus 70 años respectivamente)

México ocupa el 2do lugar en obesidad a nivel mundial y como consecuencia también ha aumentado considerablemente el número de pacientes con Diabetes.

  • ¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Son enfermedades que afectan a las arterias del corazón y del resto del organismo, principalmente cerebro, riñón y miembros inferiores.

  • ¿Qué es el riesgo cardiovascular?

Es la probabilidad que tiene un individuo de sufrir una de estas enfermedades dentro de un determinado plazo de tiempo. Esto va a depender de que se tengan uno o más factores que predisponen a padecer estas enfermedades.

  • ¿De qué depende el riesgo cardiovascular?

Algunos de los factores de riesgo que predisponen a padecer una enfermedad cardiovascular, no se pueden modificar: la edad, el sexo, la raza y los antecedentes familiares.

  • Existen otros factores que sí podemos modificar:

• Diabetes

• Sobrepeso y obesidad

• Hipertensión arterial

• Aumento del colesterol y triglicéridos

• Tabaquismo

• Sedentarismo

• Abuso de alcohol

• Ansiedad y estrés

  • Existencia de varios factores de riesgo cardiovascular:

Cuando se tiene varios factores de riesgo cardiovascular a la vez, aunque cada uno solo esté ligeramente alterado y no les demos importancia (exceso moderado de peso, poca actividad física, la tensión arterial un poco alta, el colesterol algo aumentado y además se fuma), el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular es igual e incluso mayor que si existe un solo factor de riesgo muy alterado.

  • ¿Cómo se puede prevenir el riesgo cardiovascular?

La forma de prevenir y controlar las ECV (Enfermedades Cardiovasculares) es a través de una acción global e integrada centrada en los principales factores de riesgo.

Una acción global requiere la combinación de medidas que traten de reducir los riesgos en la totalidad de la población y de estrategias dirigidas hacia las personas con alto riesgo o que ya padecen alguna enfermedad cardiovascular.

Al menos un 80% de las muertes prematuras por cardiopatía y ACV (accidente cerebrovasculares) podrían evitarse con una dieta saludable, actividad física regular y abandono del consumo de tabaco.

Es fundamental conseguir un control adecuado de las cifras de presión arterial, de colesterol y de glucosa en sangre.

Es posible reducir el riesgo de ECV (Enfermedades Cardiovasculares) realizando actividades físicas de forma regular; evitando la inhalación activa o pasiva de humo de tabaco; consumiendo una dieta rica en frutas y verduras; evitando los alimentos con muchas grasas, azúcares y sal, y manteniendo un peso corporal saludable.

Además, debe mantener el peso adecuado, realizar actividad física de manera regular (caminar a paso ligero 30 minutos diarios) y si fuma, es imprescindible abandonar el hábito.

  • “EL EQUILIBRIO ALIMENTARIO ES LA CLAVE”

Se debe consumir una alimentación variada, equilibrada, incluyendo los alimentos formadores, reguladores y energéticos:

ALIMENTOS REGULADORES (frutas y verduras que suministran vitaminas y minerales al organismo y protegerlo contra enfermedades), FORMADORES (proteína que forman músculos huesos y todos los tejidos, por lo tanto ayudan al crecimiento) y ENERGETICOS (azucares y harinas que dan energía para realizar las actividades diarias).

Para fines de Orientación Alimentaría se identifican 3 grupos de alimentos. La clave de una alimentación saludable esta en consumir raciones adecuadas de los tres grupos de alimentos.

Grupos de Alimentos:

1. Verduras y Frutas: todas las variedades.

2. Cereales y tubérculos: Ejemplo de cereales: maíz, trigo, avena, centeno, cebada, amaranto, arroz y sus productos derivados Ejemplo de tubérculos y raíces: papa, camote, yuca.

3. Leguminosas y alimentos de origen animal: Ejemplo de leguminosas: frijol, haba, lenteja, garbanzo, arveja, alubia y soya. Ejemplo de alimentos de origen animal: leche, queso, yogurt, huevo, pescado, mariscos, pollo, carnes rojas y vísceras.

 

  • RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS CARDIOSALUDABLES:

• Consuma diferentes tipos de alimentos durante el día: Ningún alimento por si solo puede entregar todos los nutrientes en cantidades necesarias, por lo tanto la recomendación es consumir una alimentación variada, es decir diferentes tipos de alimentos durante el día. Se debe promover el consumo de una dieta saludable, eligiendo diariamente alimentos de los distintos grupos y variando el consumo. De esta manera se puede mejorar la calidad de la alimentación ya que los alimentos de un mismo grupo tienen diferente combinación de nutrientes y/u otras sustancias beneficiosas para la salud.

• Aumente el consumo de frutas, verduras y legumbres: de preferencia crudas, regionales y de la estación, que son fuente de antioxidantes naturales (carotenos, de vitaminas A y C, de ácido fólico) y de fibra dietética compuestos que han demostrado un papel protector en diversas enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

• Utilice aceites vegetales (soya, maíz, canola, cártamo, oliva, girasol) para algunas preparaciones en que sea esencial. Prefiera alimentos cocidos, al vapor, al horno.

• Prefiera carnes blancas como pescado y/o pollo, pavo: Las carnes son importantes en la alimentación por constituir la principal fuente de proteínas de alto valor biológico, hierro y zinc. Aportan además cantidades significativas de vitaminas del complejo B, vitamina A, fósforo, potasio y magnesio. La indicación de preferir carnes blancas (pescado, pollo, pavo) por sobre las rojas (vacuno, cerdo, cordero) está basado fundamentalmente en la cantidad y calidad de las grasas que contienen y su digestión. El pescado su ventaja adicional de ser una fuente importante de ácidos grasos que contribuyen a la prevención de las enfermedades Cardiovasculares.

• Utilice formas de cocinar sencillas (hervidos, plancha, asados…). No son aconsejables los platos muy condimentados y las salsas.

• Adobar los alimentos con hierbas y especias que dan buen sabor a las comidas y ayudan a retrasar que la glucosa se eleve por su alto contenido en fitonutrientes. Jengibre, hinojo, eneldo, orégano, laurel, tomillo, mejorana, estragón, hierbabuena, azafrán, romero, cebolla, ajo.

• Las preparaciones deben ser: A la plancha, al vapor, cocidos, al horno.

• Consumo de cereales, de preferencia integrales o sus derivados y tubérculos.

• Modere el consumo de azúcar y dulces.

• “Reduzca el consumo de sal”, Debe preferirse alimentos naturales a los procesados. evite el consumo de encurtidos, conservas, productos salados, ahumados.

• Evite al máximo el consumo de alimentos procesados (enlatados, embutidos, empaquetados, envasados) porque pueden venir con alto contenido de grasas.

• Varié las técnicas de preparación de alimentos. Preferiblemente cocine al vapor, hornee o ase los alimentos.

• Aderezar con limón, sal, cebolla, tomate, pimiento, hierbas (perejil, cilantro, laurel, yerbabuena, etc)

• Verifique las etiquetas de los ingredientes y fecha de caducidad cuando compre alimentos.

• Consuma de 10 a 12 vasos de líquido al día incluyendo el agua.

• Coma despacio, mastique bien.

• Consuma los alimentos en tiempos fijos (no a deshoras) es importante para regular el metabolismo.

OFELIA ARENAS ORTEGA
NUTRICIONISTA Y DIETISTA CONSULTA NUTRICIONAL
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+











Consulta nuestro Aviso de Privacidad