Consulta nuestro Aviso de Privacidad

OCTUBRE ROSA: UNA MANO AL PECHO Y AL CORAZÓN.

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

Durante el pasado mes de octubre, todos los esfuerzos de las instituciones públicas o privadas en salud se ven dirigidos al diagnostico oportuno del cáncer de mama, nombrándolo así como el mes rosa. A esta causa, se unen múltiples empresas conscientes de los embates económicos y sociales del tratamiento del cáncer, con campañas de difusión de información y actividades que permitan recolectar fondos para ayudar a aquellos menos afortunados en contar con acceso a métodos diagnósticos o de tratamientos de calidad.

  • ¿Por qué tanta importancia al cáncer de mama?

Es el cáncer más común del mundo con 1.6 millones de pacientes, al igual como es el cáncer más común en nuestro país. Cada 3 minutos se diagnostica una mujer con cáncer de mama y cada 16 minutos muere una de ellas. A lo largo de la vida, el riesgo de padecer cáncer de mama esta presente en una de cada 8 mujeres.

Los factores de riesgo más comunes son: la herencia, es decir: tener mas de dos familiares de primera línea con cáncer de mama; la edad: entre mas grandes de edad es mayor el riesgo; el inicio de la menstruación antes de los 12 años; la menopausia después de los 50 años; el uso crónico (por más de 3 años) de anticonceptivos a base de estrógenos (orales, inyecciones, parche, deposito); obesidad; tabaquismo; nunca haber tenido hijos; primer embarazo a termino después de los 35 años.

¿Cómo identificar tempranamente una lesión maligna? Lo más importante es la autoexploración. Debemos aprender a conocer nuestro cuerpo, y la autoexploración mamaria nos permite identificar cualquier lesión o cambio temprano. Se debe realizar una vez al mes, de preferencia del día 7 al 10 considerando el primer día como el de inicio de la menstruación.

La mastografía es la mejor herramienta de evaluación para detectar el cáncer de mama. Se debe realizar anualmente a partir de los 40 años y a partir de los 35 años en mujeres con antecedentes familiares de alto riesgo. Otros métodos diagnostico útiles son la resonancia magnética nuclear, sobretodo en mamas densas o en aquellas mujeres con prótesis mamaria.

Todos estos esfuerzos en difundir los métodos de detección oportuna han rendido frutos, cada año incrementan el número de mujeres que acuden a las instituciones de salud públicas o privadas para realizarse mastografía y/o ultrasonido mamario, sin embargo ahora el reto a superar es el acceso a la toma de biopsia en caso de una anormalidad y el inicio de tratamiento oportuno y secuencial.

Recientemente un articulo publicado en la revista Cancer, donde a 886 pacientes mexicanas de 4 grandes hospitales públicos de referencia en el DF, a quienes se evaluó el tiempo promedio en el cual tuvieron acceso a la primera atención en salud al momento de la sospecha clínica o por imagen, llegando a ser de un tiempo promedio de 4 meses y el momento de inicio de tratamiento ( ya sea con cirugía o quimioterapia ) llegó a ser un tiempo promedio de 7 meses.

Esto quiere decir que nuestros esfuerzos ante la detección oportuna (que las mujeres se autoexploren o que se realicen la mastografía) han sido exitosos, aumentando la necesidad de atención médica especializada en los servicios públicos, retrasando ampliamente la atención oncologica y por lo tanto el sistema condiciona a la paciente a un mayor riesgo de progresión y el subsecuente compromiso en el control de la enfermedad y sobrevida.

De esto desprende la necesidad de buscar atención médica fuera de los servicios públicos, y de igual forma se ha demostrado que un factor importante en el pronóstico de la paciente con cáncer, es el médico de primer contacto.

El conocimiento y experiencia de este primer contacto, permitirá a la paciente realizarse estudios adicionales adecuados para estadificación de la enfermedad, biopsia y por lo tanto establecer la secuencia del tratamiento sin perder tiempo y más aún dentro de un equipo multidisciplinario que incluya al cirujano, al oncologo médico y al radio oncologo para establecer la secuencia terapéutica.

A lo largo de estos tres años de apertura de Cancun Oncology Center hemos trabajado de la mano de todos los oncólogos de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, para lograr estos equipos multidisciplinarios, que nos permitan alcanzar el éxito del tratamiento de nuestros pacientes. La tarea no ha sido fácil, el trabajo persistente en equipo nos ha ayudado a consolidar como un centro de tratamiento contra el cáncer de talla mundial. 

Nuestros objetivos en esta lucha no solo se basaran en la detección oportuna sino en el tratamiento oportuno de cada paciente, lo que es claramente la diferencia entre vida y muerte.

DRA. BEATRIZ E. GARCIA ROBLES

ONCOLOGA RADIOTERAPEUTA

CANCUN ONCOLOGY CENTER

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+











Consulta nuestro Aviso de Privacidad