Consulta nuestro Aviso de Privacidad

GAMAGRAMA ÓSEO, RASTREO CUERPO ENTERO

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

En el cáncer, las metástasis óseas son una complicación común y severa de la enfermedad, se pueden presentar principalmente en pacientes con cáncer de mama, próstata, tiroides, riñón, vejiga y pulmón.

Es tan común esta enfermedad ósea que entre 30 y 85 por ciento de los pacientes con cáncer de mama desarrollarán al menos una metástasis ósea en el transcurso de la enfermedad. Existen tratamientos farmacológicos capaces de reducir significativamente las metástasis óseas en pacientes con cáncer, particularmente cuando se usan tempranamente, por consiguiente, es muy importante identificar a los pacientes con metástasis óseas tan tempranamente como sea posible.

En etapas tempranas de la enfermedad metastásica, los cambios morfológicos en el esqueleto pueden ser discretos, no específicos o inexistentes, por lo tanto, para los métodos convencionales de diagnóstico, éstos  pueden pasar desapercibidos.

  • GAMAGRAFÍA ÓSEA.

Es un procedimiento de Medicina Nuclear que utiliza una sustancia radioactiva la cual es suministrada al paciente vía intravenosa  con el fin de visualizar el esqueleto y sus posibles cambios funcionales, dicha sustancia radioactiva, se acumula dentro del tejido óseo en los lugares donde el metabolismo está alterado o donde existe un crecimiento del tejido óseo anormal (metástasis). Después de un tiempo de ser administrado, una vez que se ha adherido al hueso, emite un tipo de radiación conocida como radiación gamma, que se registra con gamacámara (equipo detector de radiación, abierto) enviando ésta información a una computadora encargada del procesamiento de imágenes, las cuales son analizadas por el médico especialista.

 

Las áreas donde se concentra el radionúclido se denominan “zonas hipercaptantes” y pueden indicar la presencia de afecciones tales como tumores óseos malignos (cancerosos), metástasis de cáncer óseo (cáncer que se originó en otra zona), infecciones óseas, artritis, inflamaciones óseas o traumatismos de huesos que no se detectan en las radiografías comunes así como otros trastornos que afectan los huesos.

DRA. GARCIA QUINTO
vgarcia@hospitalgalenia.com
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+











Consulta nuestro Aviso de Privacidad