Consulta nuestro Aviso de Privacidad

13 de Marzo Día Mundial del Riñón

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

Los riñones ejercen múltiples funciones en nuestro cuerpo y por tal son muy importantes. Además de eliminar excesos de toxinas y líquidos de la sangre, también son los principales reguladores de la presión arterial; por lo que una gran proporción de los pacientes que tienen la presión sanguínea alta, pueden tener algún daño renal aun NO diagnosticada, condición que aplica aún más en pacientes jóvenes hipertensos. En tanto, que todas las enfermedades que afectan a los riñones llevan como punto final, la pérdida de la función renal, enfermedad que puede manifestarse a cualquier edad, ya que hoy en día existen pacientes desde recién nacidos hasta la edad adulta; sin embargo lo más relevante es que muchas de estas causas, se pueden detectar, controlar y detener el avance hacia la insuficiencia renal crónica terminal y de evitar una terapia de sustitución renal (diálisis, hemodiálisis o trasplante renal).

 

¿Qué antecedentes o factores me pueden sugerir alto riesgo de que yo pueda tener insuficiencia renal?

 

1. Si mis padres tuvieron enfermedad del riñón o que está o estuvo en terapia de sustitución renal (diálisis, hemodiálisis, trasplante renal).

2. Si tengo familiares directos o padezco diabetes mellitus, hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular, enfermedad renal poliquística, litiasis renal, infecciones de vías urinarias, etc.

3. Si hay existencia de alteraciones o malformaciones al nacimiento.

4. Si tengo sobrepeso u obesidad.

 

¿Cómo sé que podría o estoy cursando con  un problema de mi riñón?

 

1. Orina con abundante espuma.

2. Orina con sangre de forma persistente ya sea detectado en exámenes de orina o se vea a simple vista.

3. Si en algún momento de mi vida he  “tirado” una “piedra” o arenilla al orinar.

4. Si tengo descontrol de la presión arterial, principalmente presión alta.

5. Valores en sangre de urea son superior a 45mg/dl, nitrógeno ureico mayor de 18mg/dl y creatinina sérica mayor de 1.5mg/dl.

6. Si despierto con cansancio extremo, sueño la mayor parte del día,  náuseas persistentes, he perdido el gusto por los alimentos.

7. Si al despertar noto hinchazón de mis pies o manos, piernas, parpados, o simplemente  facial generalizado.

8. Si tengo fatiga persistente o falta de aire (agitado).

9. Si tengo anemia sin causa aparente (pérdida de sangre).

10. Si el volumen de mi orina ha disminuido de forma importante con respecto a días o meses previos.

 

La insuficiencia renal NO respeta edades, por lo que puede presentarse desde el nacimiento hasta la edad adulta.

Dr Victor U. Sarabia Martínez

Médico Nefrólogo

Consultorio 409

Tel 891-5200 ext433

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+











Consulta nuestro Aviso de Privacidad