Consulta nuestro Aviso de Privacidad

Cardiopatía Isquémica

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+

En la actualidad se conoce la importancia de identificar en forma temprana la existencia de un Síndrome Isquémico Coronario Agudo (SICA), tales como la Angina y el Infarto Agudo del Miocardio, que tiene como sustrato la ausencia o disminución del flujo sanguíneo al musculo cardiaco originado por la formación progresiva de placas de aterosclerosis dentro de las arterias coronarias, que en un momento, dichas placas sufren fisura o ruptura, y debido a la liberación de sustancias vasoactivas y a elementos de la inflamación que finalmente, se produce la formación de un trombo que obstruye total o parcialmente la luz del vaso coronario.

Los SICA es una de las primeras causas de hospitalización en personas adultas, económicamente activas. Del 100% de la personas que sufren un infarto, el 50% muere antes de recibir algún tipo de atención médica, ya sea por falta de atención por parte del paciente; retraso en la llegado del paciente al hospital y/o retraso en la atención medica. El 25% mueren y de éstos el 12.5% no recibieron atención médica debida a muerte súbita, por la presencia de arritmias en la fase temprana. 

En la actualidad se ha disminuido progresivamente la mortalidad con medidas preventivas enfocadas a la educación del paciente, acerca de los factores de riesgo coronario, de los síntomas y de acudir en forma temprana a los servicios de urgencias, con la finalidad de brindar un tratamiento de reperfusión rápida, para evitar complicaciones cardiovasculares, preservar la función cardiaca y mejorar la supervivencia de los pacientes. Los SICA en América tiene una mortalidad de 475 000 muertes por año, incluyendo ambos sexos.

  • Los principales factores de riesgo para sufrir un infarto al corazón:

Ser hombre (tenemos más riesgo comparado con las mujeres, por lo menos hasta que se presenta la menopausia, momento en el cuál el riesgo se iguala para ambos sexos); tener familiares de 1er grado con algún antecedente de enfermedad de corazón (esto no quiere decir que la enfermedad sea hereditaria, pero si tenemos un familiar de 1er grado con algún problema de corazón, y eso se combina con otros factores de riesgo, es muy probable que nosotros desarrollemos la enfermedad); tabaquismo (Incrementa en un 50% la probabilidad de tener un infarto comparado con aquellos pacientes que no fuman); sedentarismo; Obesidad (actualmente México ocupa el 1er lugar a nivel mundial en obesidad infantil y el segundo en obesidad de adultos); Hipertensión arterial sistémica; diabetes Mellitus; dislipidemia (colesterol elevado).

  •  Los principales signos y síntomas de un infarto:

Dolor opresivo en el pecho (como si tuviéramos algo muy pesado encima); el dolor puede irradiarse hacia el cuello, la mandíbula y/o el brazo izquierdo; falta de aire; sensación de angustia. Son los más comunes sin embargo en los pacientes que padecen diabetes mellitus, estos pueden variar: dolor ardoroso o quemante en el pecho o simplemente presentarse como una falta de aire que aparece de forma repentina.

  • Que hacer en estos casos:

hablar a una ambulancia para trasladar al paciente al servicio de urgencias; administrar una aspirina, se ha demostrado que disminuye la mortalidad (50 / 1000 pacientes) así como también el recibir el tratamiento optimo en el hospital, disminuye la mortalidad del 44% al 20% cuando el tratamiento es dentro de las primeras 2 horas de iniciados los síntomas.

El tratamiento definitivo es realizar una exploración angiográfica (cateterismo cardiaco), que implica el introducir un catéter por la arteria femoral para llegar hasta las arterias del corazón. Una vez situados en ese punto se dispara una sustancia llamada medio de contraste para “Pintar” las arterias y determinar el sitio exacto de la obstrucción. Una vez realizado esto se procede a destapar la arteria colocando un Stent.

DR. MAURICIO A. CASTILLO GUITIÉRREZ
Cardiología Intervencionista
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+











Consulta nuestro Aviso de Privacidad